viernes, 17 de mayo de 2013

Sin un porqué

¡Qué sinsentidos tiene la vida!
Como "un loco" de Machado,
¡dulce fe, alma perdida!
Pobre loco desdichado,
¡víctima de la codicia!

Dices bien, pues la locura
fue siempre cosa de genios,
dices bien, pues la cordura
la acapararon los necios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario